Montevideo. El gobierno uruguayo informó este lunes que el sistema informático de monitoreo de llamadas telefónicas y redes sociales que se dispone a usar la policía se instrumentará con autorización judicial y no violará la privacidad.

"Va a dar muchas mayores garantías a quienes sean objeto de ello (la investigación)", puntualizó el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero, portavoz del Consejo de Ministros que encabezó el presidente José Mujica.

Con base en lo expuesto en la reunión por el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, las escuchas "se van a llevar a cabo con orden judicial y en coordinación con empresas de telecomunicaciones", especificó Guerrero.

El ministerio del Interior pagó recién US$2 millones por el sistema informático denominado "El Guardián", una compra que las autoridades pretendían mantener en reserva y que reveló el viernes el diario local "El País".

La plataforma de origen brasileño puede interceptar en forma simultánea 1.000 llamadas telefónicas, 100 correos electrónicos y hasta tres redes sociales y blogs.

"Si bien es mucho más avanzado que lo que tenemos en Uruguay se va a seguir haciendo con orden judicial y permiso de operador", aclaró Guerrero ante la prensa en Montevideo.

Se trata de una "nueva tecnología pero con las garantías de siempre", añadió.