Lima, EFE. Cientos de miembros de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el mayor gremio sindical del país, iniciaron este jueves un paro nacional en reclamo por la política económica y laboral del gobierno, con diversas movilizaciones y bloqueo de vías en el país.

En la región norteña de Áncash, un grupo de manifestantes quemó llantas y bloqueó la carretera, según informó la emisora Radio Programas del Perú (RPP).

Mientras que Canal N de televisión señaló que en la región sureña de Ayacucho y en la provincia limeña de Cañete también se bloquearon tramos de carretera y que en la ciudad norteña de Chiclayo se quemaron ataúdes con fotos del presidente Ollanta Humala y del ministro de Economía, Luis Miguel Castilla.

Por otro lado, en la región sureña de Cuzco, un grupo de manifestantes se enfrentó con la Policía y además se suspendió el servicio de trenes hacia la ciudadela inca de Machu Picchu.

En Lima, cientos de manifestantes se concentraron en la Plaza 2 de Mayo y anunciaron que se desplazarán hasta el Palacio de Gobierno, ubicado en una zona restringida del centro histórico de la ciudad.

"La movilización se ha declarado improcedente porque no se ha cumplido con las formalidades", declaró a Canal N la ministra de Trabajo, Nancy Laos.

Para la titular de Trabajo, la movilización de la CGTP "al margen de reclamos en temas económicos y laborales tiene una connotación política" y reconoció que hay medidas adoptadas por el gobierno que generan resistencias como la ley del servicio civil.

Esta norma establece un régimen laboral único y exclusivo para las personas que prestan servicios en entidades del Estado, por lo que varios gremios de trabajadores han señalado que vulnera sus derechos a la estabilidad laboral, por las evaluaciones de desempeño que comprende.

La CGTP pide entre sus reclamos el cambio de rumbo de la política económica del país y la renuncia del ministro de Economía, medidas laborales democráticas, la defensa de recursos naturales y la lucha contra la corrupción.