Un grupo técnico interministerial creado por el gobierno de Brasil para investigar sospechas de espionaje por parte de Estados Unidos viajará a Washington para recibir explicaciones sobre el asunto, informó el canciller Antonio Patriota.

En ese viaje, cuya fecha aún no ha sido definida, el grupo mantendrá primero reuniones técnicas con especialistas para después analizar los resultados en reuniones políticas y diplomáticas.

La semana pasada la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibió un llamado telefónico del vicepresidente estadounidense Joe Biden, quien lamentó la repercusión del caso y se comprometió a dar explicaciones detalladas, tras lo cual propuso la visita de una comisión brasileña a su país para tratar el tema.

Una visita de Estado de la mandataria brasileña a Washington está marcada para el 23 de octubre, la cual fue confirmada a pesar de la tensión provocada por las denuncias.

Patriota informó además la intención de Brasil de incorporar el tema de la seguridad cibernética en la agenda regional, especialmente en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Para Brasil, las explicaciones ofrecidas por Estados Unidos hasta ahora sobre el espionaje a ciudadanos y empresas brasileñas son insuficientes.

El diario brasileño "O Globo" publicó a comienzos de julio documentos obtenidos a partir de las denuncias del ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, Edward Snowden, sobre el espionaje masivo en comunicaciones electrónicas y telefónicas en Brasil por parte de ese país.

El Senado brasileño invitó al embajador estadounidense Thomas Shannon a discutir las denuncias, sin embargo la propuesta fue rechazada por el diplomático.