Puerto Príncipe. Una corte de Haití liberó este lunes a una misionera de Estados Unidos que estuvo detenida durante varias semanas, acusada de secuestrar a niños luego del devastador terremoto que afectó al país.

La medida favorece a Charisa Coulter, una de las dos misioneras estadounidenses que permanecían privadas de libertad.

De esta manera, sólo la líder del grupo, Laura Silsby, permanece detenida.

Las autoridades haitianas arrestaron en enero a 10 misioneros, pero ocho de ellos fueron liberados en febrero.