Lima, Xinhua. Los hijos del ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) no aceptan que su padre sea trasladado desde el cuartel policial en la afueras de la ciudad de Lima, donde se encuentra recluido, hasta la prisión de la Base Naval del Callao, informó este lunes Keiko Fujimori, hija del ex mandatario.

Según la líder del partido fujimorista Fuerza Popular, ni ella ni sus hermanos aceptarán que su progenitor sea tratado igual que el líder de la organización guerrillera Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, quien cumple una condena de cadena perpetua en la citada base naval.

"No vamos a aceptar que un hombre de (casi) 75 años, que está enfermo, que es un ex presidente de la República, se le trate como a Guzmán; eso es inaceptable", subrayó la también ex candidata presidencial.

La reacción de la política peruana respondió a versiones divulgada por la prensa peruana de que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) ordenará su traslado a la referida base como un castigo por difundir la semana pasada un video pidiendo que el gobierno peruano apruebe su pedido de indulto humanitario.

"Aquí no hay ningún delito ni problema legal", sostuvo Keiko Fujimori en defensa de su padre, a quien el gobierno peruano negó el pasado viernes el indulto humanitario solicitado por la familia del ex gobernante.

La líder de Fuerza Popular aseguró que el pedido de libertad de su padre ya sobrepasa el tema familiar, y "un pueblo fujimorista organizado pedirá la libertad" del ex mandatario peruano que cumple una condena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y corrupción.

Fujimori fue sentenciado por la matanza de la Cantuta de 1992, donde fueron masacrados nueve universitarios y su profesor a manos del grupo paramilitar Colina, que operó durante los 10 años del régimen fujimorista.

El presidente Ollanta Humala negó el pedido de indulto humanitario, al asegurar que Fujimori nunca mostró arrepentimiento por los delitos de lesa humanidad ni por los actos de corrupción por los cuales fue condenado por la justicia peruana.