Tegucigalpa. El Congreso hondureño aprobó un decreto que declara como diputado vitalicio al actual gobernante de facto del país, Roberto Micheletti.

La decisión se adoptó por haber ejercido como congresista durante 28 años, desde 1981, y por las labores que asumió tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

La medida le otorga un sueldo de por vida y, además, obliga a las Fuerzas Armadas a asignarle un fuerte dispositivo de seguridad a él y a sus familiares, consigna El Tiempo de Honduras.

 “Estamos reconociendo los méritos de una persona que se ha destacado en este poder del Estado. Tuvo que asumir la presidencia de la República en cumplimiento de la Constitución y nuestras leyes”, dijo el presidente del Congreso, José Saavedra, señala La Prensa.

En tanto, Micheletti aseguró que desde que asumió el poder se ha enfrentado a países y organismos internacionales que no quieren aceptar la situación en Honduras y que “me siguen persiguiendo y asediando”.

Micheletti, que asumió el poder el 28 de junio tras un golpe militar contra Zelaya, ha resistido las presiones para abandonar el poder antes del 27de enero, cuando asume el presidente electo, Porfirio Lobo.