Caracas. La reforma de la Ley de Defensa de las Personas en el Acceso de los Bienes y Servicios, conocida como Indepabis, da plenos poderes al mandatario nacional para expropiar los bienes y servicios sean o no de primera necesidad, si éstos incurren en especulación, acaparamiento y boicot.

Además, las irregularidades administrativas también son parte de los supuestos sobre los que se puede proceder a la expropiación, informa El Mundo de Venezuela.

A diferencia de lo que ocurría antes, la mediación previa de la Asamblea Nacional (AN) no será necesaria. Según el viejo método, el Parlamento debía aprobar la utilidad pública de un bien, para que luego procediera la expropiación.

Sin embrago, ahora los artículos 5 y 6 establecen que el jefe de Estado podrá hacerlo sin necesidad de eso, si lo considera necesario.

El Estado podrá compensar por la expropiación y disminuir del monto de indemnización lo que corresponda a multas, sanciones y daños causados.

Esta semana, tras ser aprobada por la Asamblea Nacional según el antiguo esquema, el gobierno venezolano concretó la expropiación de la cadena colombiana Éxito, controlada por la francesa Casino, por incurrir en remarcaje de precios tras la devaluación del bolívar.

Sin embargo, la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional declaró en la tarde del martes "bien de utilidad pública" la cadena Exito y un centro comercial de la capital venezolana, lo que autoriza al Estado a expropiar sus activos.

Desde que asumió en el cargo y con el control del Poder Legislativo, la "revolución socialista" de Chávez ha nacionalizado desde grandes proyectos petroleros hasta gran parte de las telecomunicaciones, frigoríficos, procesadoras de café.

Mayor acción estatal. Citado por la estatal Agencia Bolivariana de Noticias, el presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, Mario Isea, manifestó que la especulación es un "arma para la desestabilización".

En ese sentido, consideró que necesario reformar el instrumento legal para dotar al gobierno de los medios necesarios para atacar esta grave problemática.

El legislador aseguró que la Ley irá en defensa de los venezolanos, independientemente de su afiliación política. “Se busca fortalecer la capacidad de acción del pueblo y por ello solicitamos su aprobación”, puntualizó.