Caracas. Al conmemorar el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992, el presidente venezolano Hugo Chávez criticó a los estudiantes universitarios que han protagonizado protestas en contra de su gobierno.

“Quien puede olvidar el año 91, eso si era una verdadera rebelión estudiantil, no estos cuatro hijos de papá de la burguesía que pretenden apoderarse de esa condición heroica de estudiantes”, afirmó.

Vestido de militar, con boina roja y junto a dos hijos, un nieto y algunos ministros, celebró la fecha. En la oportunidad acusó a los estudiantes de estar “empujados por el imperialismo y la aristocracia venezolana para tratar de derrocar este gobierno", dijo El Universal.

Y los desafió a que “sigan tratando de tumbar el gobierno revolucionario con las manitos blancas. Sigan tratándolo. Nunca lo van a lograr porque si nos buscan por el camino de las armas incluso aquí estamos nosotros con la espada de Bolívar dispuesto a batirnos, donde sea, por la libertad de Venezuela, por la revolución bolivariana. ¡No se equivoquen!".

Reafirmó que “no podrá con nosotros el imperio yanqui ni la burguesía (...) No podrán con nosotros manitas blancas, burguesitos, apátridas y apatriditos. Y si se atreven a buscar los caminos que van más allá de la Constitución tendrían una respuesta profunda, sería memorable, profundizaríamos la revolución socialista. Mejor que no nos provoquen, que no se equivoquen porque no nos podrán derrotar", dijo.

 En tanto, durante la tarde del jueves, en momentos en que las protestas estudiantiles organizadas para rechazar las celebraciones oficialistas por el 4 de febrero, los universitarios fueron dispersados con agua, gases lacrimógenos y perdigones en la fuente de Plaza Venezuela.