Cañete, Andina. El jefe del Estado, Ollanta Humala, manifestó hoy que el Perú será un país líder cuando logre integrar a toda la población como fuerza productiva a través de infraestructura, ejecución de obras y ampliación de servicios a nivel nacional.

Según explicó, esos servicios se han concentrado durante décadas básicamente en las ciudades de la costa, y no lograron ampliarse a los poblados del ande ni a la zona selvática, donde se concentra el menor porcentaje de población.

“No podemos creer de que el Perú va a ser un líder si no integramos, a través de la inclusión social, a todos. Hoy el Perú está compitiendo con otros países de la región, pero competimos solo con el esfuerzo de una parte del Perú, es decir, todavía no hemos empleado todas las fuerzas productivas de la República”, comentó.

Para emplear a todas las fuerzas productivas de la República, consideró necesario incluir, por ejemplo, el trabajo a la mujer, tomando en cuenta que más de la mitad de los 30 millones de peruanos pertenece al sexo femenino.

Con el refuerzo de las mujeres, opinó que el Perú tendrá más fortaleza productiva para competir con otros países.

“Y si en este trabajo incluyéramos a la población que tiene discapacidad, generaríamos más fuerza para el país (…) Ahora solo sostenemos al Perú con 5 millones, y por eso es necesario la inclusión de los restantes 25 millones de peruanos”, sostuvo.

En ese sentido, resaltó que la inclusión social sea una bandera que su gobierno enarbola porque el crecimiento económico no basta si es que los recursos no se reparten entre todos los sectores de la población.

Destacó que todos los peruanos sean “ciudadanos de primera categoría”, merezcan respeto, y necesiten tener esperanza para lograr el crecimiento.

“El crecimiento económico es plata en el bolsillo, pero el desarrollo es calidad de vida. Por eso, necesitamos construir y distribuir (…) y para ello es fundamental que la población tenga confianza”, expresó decenas de pobladores en Cañete, durante la supervisión de obras del Hospital Regional.

El presidente Humala puso en relieve que ese nosocomio beneficiará a 230 mil pobladores de las provincias limeñas de Cañete y Yauyos, gracias a un trajo coordinado del Gobierno central, las autoridades regionales y las municipalidades.

Reconoció que el servicio de salud en el país enfrenta niveles de déficit; sin embargo, consideró importante los esfuerzos desplegados para que los centros de atención médica aumenten, así como la mejora de sus equipos.

De igual manera, mencionó que en otras regiones hay potencialidades para la pequeña y mediana agricultura, como en la zona selvática, pero comentó que ello no puede desarrollarse por la falta de vías de comunicación para transportar productos.

“Queremos que la plata que llega a través de impuestos, de regalías, de canon, vaya a los que la necesitan (…) Deben tener confianza porque nosotros, cuando se trata de la plata del pueblo, somos muy cuidados para gastarla”, puntualizó.