Río de Janeiro. La Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (Apib), principal organización de etnias indias del país, convocó varias manifestaciones para "protestar contra el ataque generalizado" que sufren en sus asentamientos "por parte del gobierno", de los latifundistas y de las empresas mineras.

En una nota, la Apib anunció manifestaciones en seis ciudades brasileñas con la intención de reivindicar sus derechos sobre la tierra en la que residen.

La primera manifestación será el martes en la capital, Brasilia, en un acto frente al Congreso Nacional en el que el grupo espera también entrevistarse con los presidentes del Senado y de la Cámara de los Diputados para expresarles sus preocupaciones por la situación que sufren.

Ya el miércoles, se hará otra manifestación en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, mientras que para el resto de la semana se programaron también manifestaciones en Belén, capital del estado amazónico de Pará, Fortaleza, la capital de Ceará, Pacaraima (Roraima, en la Amazonía) y Río Branco, capital de Acre.

La Apib se mostró molesta con el gobierno brasileño, y acusa a la presidenta Dilma Rousseff de ser el mandatario que ha concedido menos tierras indígenas desde la democracia, además de "restringir drásticamente los derechos territoriales indígenas".

Importantes colectivos en favor de los indígenas, como el Instituto Socioambiental (ISA), el Consejo Indigenista Misionario (Cimi) y el Centro de Trabajo Indigenista (CTI), mostraron su apoyo a las manifestaciones.