La ex Presidenta, Michelle Bachelet, y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ahondaron sus posiciones ante la polémica desatada por los dichos del secretario de Estado que relacionó un escenario de menor crecimiento proyectado al “festival de anuncios” dentro de los programas de las candidaturas “de la Concertación y del Partido Comunista”.

En sendas entrevistas publicadas este domingo, la candidata del PS-PPD (respaldada por el PC y el MAS), volvió a referirse al tema acusando de "irresponsabilidad" al secretario de Estado, mientras éste, a su vez, aseguró que "numerosos inversionistas" le han "expresado que están posponiendo inversiones".

Bachelet: inaceptable culpar a los candidatos. En declaraciones al diario El Mercurio, Bachelet, que ya había pedido "ponerse serios", esta vez consideró que "lo que ha dicho el ministro de Hacienda es una irresponsabilidad brutal; los actores económicos deben ser prudentes y cuidar el entorno social y político para garantizar que la economía pueda seguir creciendo".

"Culpar a los candidatos, a sus propuestas o a un partido de esto, cuando es un proceso que viene de antes y no es sólo chileno, es inaceptable. Felipe Larraín es un tipo inteligente que ha vivido en Estados Unidos y que sabe. Esperaría que el ministro haga su pega y no vea cómo beneficia a un sector político con frases graves e irresponsables porque puede generar más incertidumbre en los mercados y menores inversiones", agregó.

La ex mandataria comparó el actual escenario económico con el del inicio de su gestión en La Moneda económica: "cuando yo llegué me dijeron que la economía se estaba desacelerando y que en el segundo semestre se vería francamente. Eso tiene que ver con que la economía china y el precio del cobre, que impulsaron el crecimiento de Chile, hoy están bajando, y el viento a favor que ha impulsado a toda la región al mismo ritmo de crecimiento de Chile, hoy se está desacelerando".

Larraín y sus diálogos privados con inversionistas. El ministro Felipe Larraín, en declaraciones al diario La Tercera publicadas en paralelo, justificó sus expresiones señalando que "numerosos inversionistas me han expresado que están posponiendo inversiones", respondió a la petición de seriedad que le hizo este viernes Bachelet, y aseguró que el presidente Sebastián Piñera, que también entró al debate, "me respalda plenamente".

Las bases para sus comentarios. La autoridad dijo que la baja en la inversión es evidente en hechos como que la variación anual del crecimiento de la formación bruta de capital fijo cayó de 18,1% en el último trimestre del año pasado a 9,6% en el primer trimestre", en que ha bajado la inversión en maquinaria y equipos pesados y en que "hay una desaceleración importante en inversión extranjera a abril, en el acumulado de 12 meses".

Además, destacó, "el último Informe de Política Monetaria del Banco Central plantea que la desaceleración ha sido algo más fuerte de lo prevista. La evidencia indica que lo que está desacelerándose es la inversión, el consumo no".

Requerido por antecedentes que liguen estos hechos a los programas opositores, apuntó que junto con lo anterior "hay numerosos inversionistas, cuyas identidades no voy a revelar, que me han expresado que están posponiendo decisiones de inversión dada la incertidumbre que existe en materia de una Asamblea Constituyente, el festival de anuncios tributarios, etcétera".

"Además - continuó-, esto se une a conceptos de economía básica que dicen que la inversión es muy sensible a las expectativas de los empresarios, de quienes toman las decisiones de inversión. Y esas expectativas dependen de cómo se vea lo que va a ocurrir en el futuro".

Entre las ideas que, dice, le molestan a los empresarios, está el de la Asamblea Constituyente como "una preocupación muy, muy central porque implica cambiar la institucionalidad del país; y el tema tributario, también".

Larraín, junto con negar que la interpretación sea subjetiva incluso estimó "sorprendente" que alguien estime lo contrario: "Vemos los datos macro y micro, el análisis básico económico y lo que significaría para al país Asamblea Constituyente, AFP estatal y un paquetazo tributario de hasta US$ 9.000 millones (...) ese conjunto de políticas no van a tener efectos en la inversión, el crecimiento y el empleo".

También se justifica en su intervención en materia electoral: "corresponde absolutamente al ámbito de mi responsabilidad, el rol de ministro de Hacienda conlleva evaluar las consecuencias económicas de las propuestas. Yo no estoy hablando de política, estoy hablando de economía, de los efectos en inversión, empleo, crecimiento, eso es la esencia de lo que hace este ministerio".

Respecto del llamado a la seriedad que le hizo Bachelet, respondió: "hay que ser serios en el debate y en las propuestas. Y justamente ser serios y responsables significa explicarle al país los efectos de lo que se propone, más aún si hablamos de políticas públicas que pueden hipotecar la lucha contra la desigualdad, el crecimiento del país y el empleo de los chilenos".

Lea además en La Nación.cl: Bachelet por caso de Dávalos: Mis hijos no son personas corruptas