Miles de partidarios de los Hermanos Musulmanes se encontraron en los alrededores de la mezquita de Fath, en el céntrico barrio cairota de Ramses, donde tiene lugar la manifestación mas importante del "Viernes de la Ira", en un tenso ambiente y en el que se han escuchado algunos disparos.

Según pudo constatar Efe, pese al enorme despliegue militar y policial, los islamistas cortaron los accesos al puente "6 de Octubre", uno de los principales de El Cairo, donde la tensión iba en aumento.

Además, la manifestación estaba rodeada de los seguidores de los movimientos populares opuestos a los islamistas, encabezados hasta el pasado 3 de julio por el depuesto presidente Mohamed Mursi, ahora prisionero de los militares.

Los islamistas que participaron tras el rezo del viernes en la manifestación junto a la mezquita del barrio de Ramses increpaban a las personas que veían en las azoteas de las casas por temor a que pudieran tener armas y las dirigieran contra ellos.

Entre otras consignas coreaban eslóganes contra los militares golpistas y a favor de la caída del régimen militar.

Centenares de seguidores de Mursi también se manifestaron en el puente "15 de Mayo", en el centro de la capital egipcia, donde fueron increpados por los viandantes.

Además del despliegue militar y policial, los comités populares de oposición a Mursi están pertrechados con palos y armas blancas.