Cancún. En las reuniones preparatorias a la cumbre de jefes de Estado del Grupo de Río que se inicia este lunes en México, los cancilleres de América Latina y el Caribe avanzaron en la constitución de un foro de diálogo político único para la región –distinto a la Organización de Estados Americanos (OEA)- que se crearía en una cumbre en Venezuela en julio de 2011.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, explicó que “queremos encargar a un grupo de trabajo que durante un año y cuatro meses pueda preparar los estatutos para que, en una cumbre próxima que vamos a tener en julio de 2011 en Venezuela, estemos ya en la posibilidad de aprobar esos estatutos”.

La iniciativa será puesta en consideración de los jefes de Estado y de gobierno que se reúnen en Cancún.

México y Chile explicaron que el nuevo foro no competirá ni desplazará a la OEA, indicó Milenio.

Países como México y Chile señalaron que el nuevo mecanismo no competirá ni desplazará a la OEA, en la que están incluidos EE.UU. y Canadá.

Explicaron que se trata de un bloque de concertación política único para la región, pues actualmente ésta se encuentra repartida en múltiples agrupaciones regionales.

El ministro del Exterior de Panamá, Juan Carlos Varela, explicó que “hay temas por definir. El nombre y el proceso de integración son dos temas pendientes, pero se avanzó mucho y ya le tocará a los presidentes y los debates internos de los cancilleres para culminar de aquí al martes, pero estamos seguros de que se llegará a un gran acuerdo”.

Divergencias de criterios. La idea inicial es que el nuevo foro absorba a la Cumbre de América Latina y el Caribe y al Grupo de Río, pero coexistiría con otras organizaciones subregionales.

El nombre del organismo se ha convertido en objeto de debate, pues algunos países quieren fundar una “organización”, otros buscan una “alianza”; están también las naciones que buscan una “unión” y hasta una “comunidad”.

Venezuela, Cuba, Bolivia y Ecuador buscan romper con la OEA y crear una organización con identidad jurídica propia, funcionarios internacionales y representatividad mundial.

Al respecto el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro afirmó que “esta tiene que ser una organización necesariamente, una estructura de los estados latinoamericanos y caribeños que les agrupe con un objetivo muy claro: avanzar hacia la unión del continente”.

Esta propuesta es rechazada por naciones más alineadas a la derecha, como Colombia, Perú y Panamá.

Ya el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien al llegar a México entonó una estrofa de “México lindo y querido”, anunció que “vamos a crear una organización de repúblicas, una organización de pueblos muy distinta a la OEA que ha funcionado siempre bajo la hegemonía de Estados Unidos. ¡Ya basta! Nosotros necesitamos una organización específica, nuestra, latinoamericana, por eso venimos a apoyar esa idea”.