El presidente Juan Manuel Santos quedaría impedido para hacer campaña a favor del proyecto de referendo del eventual acuerdo de paz que se suscriba con las Farc.

Así lo ha pedido el Partido Conservador en desarrollo de la discusión del proyecto, en el entendido que nadie debe utilizar como bandera electoral la paz.

Es decir, si Santos decide lanzarse a la reelección, quedaría impedido como aspirante presidencial para promover el proceso de refrendación del convenio de La Habana.

El representante Heriberto Sanabria Astudillo dijo que el proyecto debe definir con claridad que un candidato-presidente o un candidato presidencial no puede hacer proselitismo con esa bandera del referendo.

Además, los conservadores buscan que se garanticen los derechos de la oposición al referendo como son por ejemplo la financiación, espacios en televisión e igualdad de condiciones.

“Queremos que se fijen los términos porque la actual ley dice que el referendo se debe convocar con seis meses de anticipación y la nueva ley en trámite no establece nada sobre ese periodo”, señaló el legislador.

De otro lado, Sanabria dijo que en su Partido “no estamos en rebelión contra el referendo, nosotros sólo somos reflexivos frente al proyecto del Gobierno”.

“Somos amigos de la paz y de consultarle al pueblo colombiano decisiones tan importantes como la paz”, aseguró.

Y agregó: “Queremos proteger al Gobierno frente a una demanda de inconstitucionalidad porque de nada sirve que el Congreso lo apruebe y la Corte lo declare inexequible”.