A partir del próximo lunes, los empleados del Poder Judicial realizarán plantones frente al edificio de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para exigir seguridad, anunciaron los representantes de las diferentes asociaciones de empleados de ese poder del Estado de Honduras. Estas medidas de presión se realizarán debido a la inseguridad en la que desempeñan su labor los operadores de justicia.

Los trabajadores del Poder Judicial exigirán asignación de vehículos blindados y mayor seguridad en las instalaciones de los diferentes tribunales.

Estas determinaciones se tomaron durante una reunión sostenida este lunes en la CSJ entre los representantes de la Asociación de Jueces y Magistrados de Honduras (Asojmah), la Asociación de Empleados y Funcionarios del Poder Judicial, la Asociación de Defensores Públicos y la Asociación de Inspectores del Poder Judicial.

Los operadores de justicia han hecho pública su preocupación por los niveles de inseguridad que se viven en Honduras y que la semana anterior le costó la vida a la jueza del Tribunal de Sentencia de la ciudad de El Progreso, Yoro, Mireya Mendoza Peña.

En solidaridad y condena por este hecho sangriento, los jueces de los Juzgados de lo Penal en Comayagüela realizaron un plantón para pedir justicia por el crimen de su colega.

La violencia criminal en Honduras deja un promedio de 20 muertos diarios, que en su mayoría no son investigados, según organismos de derechos humanos.

* Con información de EFE.