Tegucigalpa. Un juez de Honduras absolvió este martes de abuso de autoridad y violentar los derechos humanos del depuesto presidente Manuel Zelaya, a los jefes militares que lo expatriaron tras un golpe de Estado de fines de junio, dijo un portavoz de la Corte Suprema.

La Corte Suprema no halló dolo en el hecho de que los miembros de la junta de comandantes de las fuerzas armadas, encabezada por el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, sacaran a Zelaya del país la noche del golpe de Estado del 28 de junio para llevarlo a Costa Rica, dijo a Reuters el portavoz de la corte, Danilo Izaguirre.

Los militares basaron su defensa en un llamado "Estado de Necesidad", por el que alegaron que expatriaron a Zelaya tratando de evitar un estado de violencia generalizada si el mandatario derrocado se quedaba en el país.

"No se ha acreditado en la parte procesal que los imputados hayan realizado las acciones que se señalan como punibles con evidente intención dolosa", dijo Izaguirre.

"No se pueden conceptualizar como delitos las acciones", añadió.

Los militares arrestaron a Zelaya a punta de fusil en su residencia horas antes de que el mandatario se disponía a celebrar una consulta popular, prohibida por un juez, que podría haber abierto el camino a la reelección presidencial, según los golpistas.

El fiscal del Ministerio Público, José Cabañas, anunció que apelará el fallo.

El mandatario depuesto retornó clandestinamente a Honduras el 21 de septiembre y se refugia desde entonces en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, desde donde reclamó sin éxito su restitución al poder.

La sede diplomática está cercada por más de un centenar de militares y policías bajo la amenaza de arrestarlo si la abandona.

Zelaya tiene previsto abandonar el país y viajar a República Dominicana el miércoles tras la toma de posesión del conservador Porfirio Lobo en la presidencia de la nación centroamericana.

El mandatario derrocado se acogerá a un acuerdo firmado entre Lobo y el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, por el que recibirá un salvoconducto para partir a la isla caribeña con su familia.

La junta de comandantes, el más alto mando de las Fuerzas Armadas, está integrado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, el subjefe del Estado Mayor, un inspector general y los jefes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval.

El Congreso podría discutir y aprobar en los próximos días una amnistía que beneficiaría a Zelaya, a los militares y los políticos y funcionarios involucrados en el golpe de Estado.