Bogotá. Un magistrado declaró ilegal un referendo que habilita al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, para buscar su segunda reelección consecutiva, un fallo que sembró más dudas sobre el futuro político de un importante aliado de Estados Unidos en América Latina.

Fuentes judiciales, citadas por la agencia Reuters y el periódico local El Espectador, informaron que el magistrado Humberto Sierra radicó un proyecto de fallo que declara ilegal por vicios de procedimiento el referendo de reelección que aprobó el Congreso.

"Hay vicios y fallas de procedimiento que hacen jurídicamente imposible un fallo a favor del referendo de la reelección", dijo a Reuters una fuente judicial cercana al proceso.

Según El Espectador, el magistrado también abordó la violación de los topes en el financiamiento del proceso.

Además, estimó que existen "yerros insubsanables" en el proceso de recolección de firmas, la competencia del Congreso para modificar la pregunta y la votación irregular en las sesiones extras convocadas en diciembre de 2008, entre otros.

El próximo 12 de marzo vence el plazo para la inscripción de candidaturas presidenciales.

Dictamen no definitivo. El fallo de Sierra puede ser acogido o rechazado por los restantes ocho magistrados de la Corte Constitucional, que en conjunto deben emitir un concepto, considerado como la decisión jurídica de incidencia política más importante de los últimos años en Colombia.

Uribe no ha dicho claramente si está interesado en presentarse como candidato en las elecciones de mayo en la eventualidad de que la Corte Constitucional declare legal la realización de un referendo.

Si la mayoría de los nueve magistrados del tribunal declaran ilegal el referendo, siguiendo el fallo de Sierra, el presidente quedará impedido para ser candidato.

Apoyo conservador. En tanto, el precandidato del Partido conservador, Andrés Felipe Arias, se reunió este jueves con Uribe para respaldarlo en la decisión tome de cara a los próximos comicios.

Con respecto a la eventual ponencia negativa del referendo, Arias dijo que le había quedado "un sinsabor" el hecho de saber que se estaba buscando "derrotar la expresión popular".

"Nadie puede desconocer que los tiempos quedan muy apretados y por eso nos toca afianzar y afirmar la coalición entre el partido Conservador, La U y otros movimientos de esta línea de pensamiento”, afirmó.

En ese sentido, la importancia de ganar la consulta conservadora el próximo 14 de marzo, donde la coalición resolverá el nombre de su abanderado único.

"Por eso hay que ganar la consulta como sea; yo soy el único candidato que quiere preservar la coalición", agregó.