Quito, Xinhua. Un juez penal de Ecuador llamó hoy a juicio al ex titular del Banco Central, Pedro Delgado, primo del presidente Rafael Correa, acusado del delito de "uso doloso de documento falso", informó hoy la Fiscalía.

La decisión fue adoptada por el juez Vicente Robalino, de Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), máximo tribunal del país, luego de la audiencia de formulación de cargos contra el ex funcionario, quien se halla en Estados Unidos.

En diciembre de 2012, Delgado renunció a la presidencia del Banco Central tras admitir que usó un título universitario falso para cursar una maestría en el Incae Bussiness School, en Costa Rica, lo que generó un escándalo en el gobierno.

Entonces, el ex funcionario reconoció que cometió "un gravísimo error" y ofreció disculpas, pero el presidente Rafael Correa le retiró su apoyo y calificó su actuación como una traición a la confianza presidencial.

Tras el suceso, Delgado se fue a Estados Unidos, donde se refugió, mientras la Fiscalía solicitó su extradición para que responda a la justicia local.

Tras la audiencia de este viernes, el juez Robalino acogió el pedido del fiscal general de la Nación, Galo Chiriboga, de llamar a juicio a Delgado por existir indicios suficientes de la autoría del delito que se le imputa.

Además, dispuso mantener la orden de prisión preventiva que se dictó en abril pasado contra Delgado y ratificó la enajenación de sus bienes por US$10.000, indicó la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, el proceso judicial está suspendido hasta que el ex funcionario se presente voluntariamente o sea aprehendido.

Según la Fiscalía, el titular de la dependencia, Galo Chiriboga, expuso en la audiencia que la situación migratoria de Delgado en Estados Unidos es irregular y está prófugo de la justicia ecuatoriana, por lo que el proceso está estancado.

"No podemos avanzar en este caso mientras no se presente (Delgado), este es un delito extraditable siempre y cuando se cumplan las condiciones, hay un contexto de tratados internacionales que avalan la extradición, y por ahora, si no regulariza su condición simplemente tendrá que regresar al país", dijo Chiriboga.

En ese sentido, el fiscal afirmó que se insistirá ante las autoridades de Estados Unidos para que el imputado sea entregado a Ecuador.

El uso doloso de documento falso es penado en este país con prisión de seis a nueve años, según la legislación vigente.