Brasilia. El canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, recibió este miércoles a su homólogo de Kazajistán, Erlan Idrissov, en Brasilia, donde ese país desmembrado de la extinta Unión Soviética abrirá la que será su primera embajada en América Latina.

Figueiredo destacó que las relaciones diplomáticas entre Brasil y Kazajistán se establecieron hace dos décadas, tras la independencia de ese país de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991, y que desde entonces se han estrechado las vínculos económicos, comerciales y de cooperación en diversas áreas.

Entre ellas, citó los sectores de energías renovables y espacial, en los que ambos países mantienen diversos planes de intercambio de información y experiencias.

Idrissov declaró que Kazajistán también pretende conocer la vasta experiencia de Brasil en el sector agrícola y ampliar el intercambio comercial, que el año pasado alcanzó la suma de US$200 millones.