El gremio de enfermeras del ministerio de Salud de Perú levantó este sábado la huelga que mantenían desde hace 23 días al aceptar el incremento de salarios propuesto por el Gobierno, pero los médicos mantienen su propio paro, que cumple 26 días.

La presidenta del gremio de enfermeras, Zoila Cotrina, informó a Radio Programas del Perú (RPP) que alcanzaron un incremento de salarios de 1.000 soles (unos US$357) a nivel nacional, el cual se hará efectivo a partir de septiembre próximo.

Además, las enfermeras que trabajan en los hospitales del ministerio de Salud recibirán mejoras en el pago por los turnos de guardia y nombramientos bajo el sistema de Contratación Administrativa de Servicios (CAS).

Con los incrementos aprobados, las enfermeras del sector público recibirán salarios de entre 2.200 soles (US$785) y 2.800 soles (US$1.000).

La ministra de Salud, Midori de Habich, declaró que tienen "que ser muy prudentes con la caja fiscal", respecto a las demandas del gremio médico, que aparentemente exceden la propuesta gubernamental al solicitar un aumento mínimo de 1.500 soles (US$535).

"Estamos aplicando el mismo esquema para todos, deben estar en el camino de valorar el ordenamiento y la equidad entre colegas que hacen el mismo trabajo en varias partes del país", afirmó De Habich en declaraciones a RPP.

La titular de Salud confió en que pronto se pueda encontrar una solución con el gremio médico, que agrupa a unos 15.000 galenos en todo el país, para que reanuden sus labores.

El presidente peruano, Ollanta Humala, pidió este viernes a los médicos que tengan confianza en el Gobierno y en la reforma del sistema sanitario que va a emprender con la delegación de facultades legislativas aprobada esta semana.

"Estamos empeñados en el tema de la reforma de salud, esperemos que esto se vaya resolviendo de manera pacífica, yo creo que la solución no es con medidas radicales como la entrega de hospitales", dijo Humala respecto al abandono de algunos centros de salud realizado por los médicos la semana pasada.

Humala criticó que 60% de médicos trabaja en las ciudades de la costa, dejando sin atención sanitaria otras regiones más grandes del país.

"Necesitamos hoy día tener servicios en el interior del país, y queremos crear mecanismos para incentivar la presencia de médicos, particularmente de especialistas", anotó.

La huelga de los gremios de salud ha coincidido con un brote de la gripe A que ha dejado 44 muertos, en medio de un intenso invierno en la costa por la presencia del fenómeno climático La Niña.