Cinco trabajadores de la empresa Tuboscop y Tenioriente del campo de exploración petrolera Caricare, en Colombia, fueron al parecer secuestrados por miembros de la compañía Rogelio Almareles de la guerrilla de las FARC.

Los hechos ocurrieron cuando las personas se movilizaban en el vehículo de placas BLA-328, en la vía que de Tame conduce a la capital de Arauca.

Luis Eduardo Ataya, gobernador de Arauca, comentó en Caracol Radio que se está ofreciendo 50 millones de pesos de recompensa a quien entregue información sobre el paradero de los trabajadores secuestrados, entre lo que se encuentran el trabajador Ricardo López Bueno y su esposa Flor Ángela Molina, gerente del Comité de Ganaderos del municipio de Tame.

También comentó que el ejército adelanta operativos en la zona para rescatar a los secuestrados y cerrar los espacios de movilización de los guerrilleros, situación que logró frustrar un intento de secuestro contra la presidenta del Consejo de Ganaderos de Tame y su esposo.