La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, habló en entrevista con Blu Radio sobre la misiva enviada a la ONU por parte de Costa Rica, Panamá y Colombia sobre los intereses que calificó como “expansionistas” por parte de Nicaragua.

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU este martes, Chinchilla señaló que "el irrespeto absoluto del gobierno de Nicaragua a las normas" internacionales ha conducido a un "burdo desdén" por las órdenes de la Corte, ubicada en La Haya.

La mandataria costarricense indicó que se ha “hablado ante naciones unidas para recodar que Costa Rica es un agente de paz en el mundo, pero así como somos agente de paz, al igual que otras naciones, hemos denunciado que Nicaragua ha venido violando las medidas cautelares impuestas”.

Añadió además que en la carta “compartimos (Colombia, Panamá y Costa Rica) nuestra preocupación en lo que consideramos que es una actitud hostil y expansionista por parte de Nicaragua (…) hemos unido nuestras voces para compartir lo que sí consideramos que es una actitud contraria a la convivencia pacífica que buscamos y aunque no necesariamente pretendemos que se dé una respuesta de la ONU, de lo que se trata es de prevenir y advertir. Queremos que la gente tenga el contexto de lo que estamos padeciendo países como Colombia panamá y costa rica”.

El gobierno de Costa Rica pidió nuevas medidas provisionales a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) tras reclamar que Nicaragua intenta modificar la desembocadura del río San Juan mediante la excavación de canales artificiales en la zona limítrofe en disputa.

Frente a la disputa limítrofe de Nicaragua con Colombia Chinchilla señaló que su gobierno entiende que “Colombia está haciendo un ejercicio soberano”, y que aunque Santos haya decidido no acatar el fallo de La Haya entendía su posición. Por su parte-indicó- que Costa Rica tiene su “propia forma de proceder”.