Londres. Las elecciones de Reino Unido van a deparar un Parlamento estancado en el que ningún partido tiene la mayoría absoluta de los 650 miembros, la primera vez que esto ocurre desde 1974.

A falta de 29 representantes por distribuir, el Partido Conservador, hasta ahora en la oposición, será el grupo con mayor representación en el Parlamento. Pero, con 291 representantes de los 621 que se han asignado, ya no puede lograr los 326 que se necesitan para alcanzar la mayoría absoluta.

El resultado significa que Reino Unido tendrá por delante más incertidumbre sobre quién será primer ministro y sobre la composición del Gobierno, situación que lleva toda la sesión presionando a los activos de Reino Unido.

Sin embargo, la libra se recuperaba de las caídas a mínimos de un año frente al dólar y de dos semanas frente al euro después de que Nick Clegg, líder del Partido Liberal Demócrata, el tercero en resultados, con 52 representantes, dijera que hablará en primer lugar con los conservadores para intentar formar una coalición.

"Es el momento de que el Partido Conservador demuestre que es capaz de apostar por un gobierno que busque el interés nacional", dijo Clegg a las puertas de la sede de su partido en Londres.

Pese a estar obteniendo peores resultados que en 2005, los liberales pueden ser claves en la formación del nuevo gobierno. Previamente el lunes, tanto los conservadores como el Partido Laborista del primer ministro, Gordon Brown, abrieron las puertas a una posible coalición con el partido de Clegg.