Londres. El líder conservador británico David Cameron anunció este viernes que iniciaría conversaciones con los liberales demócratas para ver si ambos partidos podían llegar a un acuerdo para gobernar juntos tras unos comicios que no arrojaron un claro ganador.

Haciendo hincapié en que Reino Unido necesitaba abordar urgentemente su déficit récord y dar confianza a los mercados financieros, Cameron dijo que había muchas áreas de entendimiento con el Partido Liberal Demócrata y que veía una base para formar un gobierno fuerte.

Cameron, cuyo partido ganó el mayor número de escaños pero no alcanzó la mayoría absoluta, citó reformar los sistemas electoral e impositivo como áreas donde era posible una negociación.

También nombró materias en las que el Partido Conservador se mantendría en su posición, sobre todo su negativa a transferir más poder desde Londres a la Unión Europea, y un compromiso para mantener el disuasivo nuclear británico.