Playa del Carmen. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este martes que no le preocupa que el jefe del banco central renuncie a su cargo para postularse en las elecciones de octubre porque un eventual sucesor mantendría el rumbo de la política económica.

El presidente del banco central, Henrique Meirelles, estudia dejar su puesto en abril para competir por un cargo de elección pública.

"No me consta que el presidente del banco central quiera ser candidato a nada (...) y si es el caso, yo le voy a desear a él toda la suerte del mundo", dijo Lula da Silva en una rueda de prensa conjunta con el presidente mexicano Felipe Calderón, después de un encuentro bilateral en el balneario de Playa del Carmen, donde se reunió el Grupo de Río.

"Estoy tranquilo, hoy podemos hacer estos cambios sin ninguna dificultad, sin miedo, sin susto porque todo el mundo sabe que si hay algo notable en nuestro gobierno, es la seriedad en política económica", agregó.