México D.F. “No tengan miedo de Brasil. Brasil no es más peligroso que muchos socios que tiene México”, afirmó el presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, en el país de Norteamérica al iniciarse el proceso de negociaciones entre ambos países en miras de un acuerdo de integración económica.

En una conferencia de prensa junto a su par local, Felipe Calderón, el jefe de Estado brasileño indicó que México y Brasil no son adversarios, “mucho menos enemigos”, por lo que pueden convertirse en socios, informó El Universal.

Lula puntualizó que “desde los tiempos del presidente (Vicente) Fox vengo diciendo esto, México tiene que mirar a Sudamérica (...) el mundo es redondo, el mundo no es rectangular”.

Frente a la desconfianza que despierta entre los industriales mexicanos la posibilidad de que se país y Brasil firmen un acuerdo económico, pidió discutir la construcción de alianzas e inversiones conjuntas.

Según el presidente brasileño “la oportunidad está sobre la mesa, basta con que nuestros empresarios intenten lo que queremos para nuestras economías”.

Por su parte, el presidente de México indicó que los objetivos de un acuerdo entre ambos países son promover el crecimiento económico, fortalecer la competitividad y crear más empleos.

Felipe Calderón consideró que se inicia una nueva etapa y una relación “más fuerte y sólida” entre Brasil y México.

Ambos países tienen un acuerdo de complementación económica desde mayo de 2003, sin embargo con la integración, las relaciones comerciales e industriales se ampliarían y serían complementarias.

En los últimos 9 años el comercio bilateral creció 138%, al pasar de US$2.500 millones en 2000 a cerca de US$6.000 millones en 2009.

Brasil y México representan casi dos terceras partes del PIB de la región.