Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, auguró este jueves "meses difíciles" para la economía y la población argentina, luego de referirse al incremento de la pobreza a un 27,3% anunciado hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

     "Tenemos meses difíciles por delante, pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo (...) nuestra meta es y va a seguir siendo, siempre, reducir la pobreza", dijo Macri durante una conferencia de prensa desde la Casa Rosada de Buenos Aires, sede del gobierno argentino.

     El mandatario afirmó que la cifra anunciada hoy por el INDEC, que refleja un aumento de 1,6 puntos en la pobreza, era un número esperado desde el gobierno, producto de la volatilidad cambiaria y la caída de la actividad económica.

     "Es un número que esperábamos, que refleja las turbulencias de los últimos meses y las dificultades que estamos atravesando (...) no es una noticia fácil, claro que quisiéramos que fuera distinta", sostuvo Macri.

     El presidente argentino aseguró que las metas en la disminución de la pobreza establecidas por su gobierno tendrán importantes retrocesos.

     Indicó que el gobierno argentino mantendrá los aumentos a los programas sociales, dentro de los que figura la Asignación Universal por Hijo (AUH), además se enfocarán en la protección del acceso a la canasta básica.

     Las declaraciones del presidente Macri se produjeron un día después de que el gobierno argentino y el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciaron nuevas condiciones del programa financiero que amplía el monto del préstamo otorgado a Argentina hasta unos US$57.100 millones.

     En el nuevo acuerdo figura la protección de los sectores argentinos más vulnerables, para lo cual el FMI autorizó a Argentina elevar el gasto en asistencia social especialmente en la AUH y en la salud.

     La economía argentina atraviesa una volatilidad cambiaria desde finales de abril pasado, aunada a una recesión por la caída significativa en actividades afectadas por la sequía.

     El pasado 17 de septiembre, el ministro de Economía de Argentina, Nicolás Dujovne, estimó que la contracción económica del país para el año 2019 será del 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que la inflación rondará el 23%.