El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que está “trabajando en un planteamiento integral para combatir la corrupción” y aseguró que presentará ante el parlamento “pruebas y propuestas concretas que dejarán desnudos a los que amparan a los corruptos”.

“Estoy trabajando en un planteamiento integral para combatir la corrupción en todas sus expresiones, agradezco a los compatriotas por su apoyo”, señaló el mandatario en el primero de cinco mensajes que escribió este miércoles en su cuenta de Twitter.

“Presentaré ante la Asamblea Nacional (parlamento) informe, pruebas y propuestas concretas que dejarán desnudos a los que amparan a los corruptos; así será”, indicó en otro de los textos.

Asimismo, sostuvo que el “debate nacional” al que convocó sobre el tema “ya arrancó, con las opiniones y la muestra de voluntad mayoritaria del país” a acompañarlo “en este combate”.

Maduro desafió el sábado pasado a la oposición a debatir “una por una”, y ante la cadena nacional de radio y televisión, las denuncias sobre presuntos actos de corrupción que involucran tanto a figuras oficialistas como a adversarios del gobierno.

El reto fue aceptado por el líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski, quien ayer propuso efectuar la confrontación el próximo fin de semana en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, con un obispo como moderador.

El viernes pasado, Maduro anunció que pedirá a la Asamblea Nacional que sancione una “ley habilitante” que le permita legislar por decreto con el objeto de profundizar la lucha contra la corrupción.

Capriles dijo ayer que “entregarle una ley habilitante a este gobierno sería un acto de corrupción” y sostuvo que, de todos modos, “no existe ninguna posibilidad” de que ello ocurra.

Para la sanción de una ley de esa naturaleza, la Constitución exige el voto favorable de al menos tres quintas partes (99 sobre 165) de los diputados a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), en la que el oficialismo y sus aliados suman 98 bancas.

“Son leyes habilitantes las sancionadas por la Asamblea Nacional por las tres quintas partes de sus integrantes”, establece la carta magna en el último párrafo del artículo 203, según el texto constitucional disponible en el sitio web del Tribunal Supremo de Justicia.

Sin embargo, dos diputados oficialistas advirtieron que sancionarán la norma con el voto favorable con la mayoría calificada requerida, pero no sobre los diputados totales sino sobre los que estén presentes en la sesión en la que se debata el asunto.

“Los tres quintos que dice el Reglamento de Interior y de Debate no es de los 165, es de tres quintos de los presentes” y “con un solo diputado (opositor) que falte (a la sesión), nosotros lo aprobamos”, afirmó el jefe del bloque del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, Pedro Carreño, en declaraciones publicadas hoy por el diario Panorama.

“Será como siempre se ha hecho: con el quórum de asistentes; se pasa lista y, si van 100 (diputados a la sesión), entonces será con el voto de 60”, sostuvo su compañero de bancada y expresidente de la Asamblea Fernando Soto Rojas, reportó el diario El Nacional.