Emen. El presidente Nicolás Maduro advirtió que podría expulsar todo el personal diplomático de Estados Unidos en el país, si prosique la “guerra psicológica” que, en su opinión, orquesta Washington contra Caracas.

“Si se ponen cómicos los expulso a todos, porque aquí nadie va a meter sus narices. Venezuela se respeta (…) No existe país de este mundo, imperio de este mundo, que pueda meterse con Venezuela”, aseguró el Jefe de Estado en un acto en la Comandancia de la Guardia Nacional.

Maduro acusó a la expulsada encargada de negocios en Venezuela, Kelly Keirderling, de haber actuado con "prepotencia" y "altanería" al responder el martes las acusaciones del gobierno por supuesta conspiración.

El Jefe de Estado reveló que "sintió un fresquito" al escuchar las "la altanería y la prepotencia" de la diplomática cuando respondió las acusaciones formuladas por su gobierno.

"Les metí el dedo en la llaga (...) sentí un fresquito por dentro (...) me dije 'les toqué más allá de lo que pensaba que iba a tocar', eso es lo que pensaba", dijo el Presidente ante miembros del Alto Mando Militar.

Maduro también reveló que "no fue fácil" decidir la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses, pero aseguró que la "vida le dio la razón" al observar "que una funcionaria de séptima jerarquía haya emplazado a un Presidente".

"Les desarticulé el equipo de vanguardia para desestabilizar el país", aseguró.