Desde las 11:00 a.m. (local) de este jueves decenas de educadores de los 32 departamentos del país salieron a las principales avenidas para reclamarle al gobierno por el supuesto incumplimiento del pliego de acuerdos firmado el 21 de mayo con el ministerio de Educación.

La Federación Colombiana de Educadores (Fecode) anunció que podrían convocar a un paro nacional para el próximo 19 de agosto si el gobierno no toma decisiones sobre tres puntos claves: salarios, salud y seguridad.

Fecode insiste en que hay maestros que subieron de escalafón hace más de 7 o 10 años y que siguen sin recibir los aumentos de sueldos. Además, pide que el Estado les reconozca el pago anual de una prima de servicios (que equivale a 15 días de salario por cada año laborado) a la que los empleados estatales tienen derecho, pero que ellos nunca han recibido.

“No sólo que la reconozcan, sino que nos paguen tres años de retroactivo por el tiempo que no la han pagado”, han dicho los voceros de Fecode.

Sobre este punto, el pasado 12 de julio el Ministerio de Educación decretó que desde el próximo año se comenzará a pagar esa prima. Pero lo que tiene molestos a los profesores es que durante 2014 ese dinero equivaldrá a siete días de salario y no a 15, como lo es para el resto de funcionarios públicos.

Sólo a partir del año 2015 y en adelante la prima será equivalente a esos 15 días.

“Esto no fue lo negociado. El gobierno está diciendo que el decreto emitido es producto de una negociación, pero con este documento final hicieron lo que ellos quisieron. Nos están negando la retroactividad y también la posibilidad de que el valor de esa prima se vea reflejada en las futuras pensiones”, dijo Pedro Arango, representante de Fecode, mientras marchaba hacia la sede del Ministerio de Educación en Bogotá.

Otro de los puntos que generan reclamos es la poca calidad en los servicios de salud que se les presta a los maestros y a sus familias. El gremio de educadores insiste en que a algunos maestros les han negado la atención en las salas de urgencias y que la autorización para citas con médicos generales siguen tardando semanas.

Por último, Fecode reclama la expedición de un decreto prometido por el Gobierno para tomar medidas de protección que acojan a los profesores víctimas del conflicto armado, “mientras siguen asesinando a nuestros maestros, y las amenazas continúan, el Gobierno sigue sin autorizar algunos traslados. Hay profesores que se someten a que les abran procesos disciplinarios por abandono del cargo, aunque estén en una posición vulnerable”, dijo Arango.