Una marcha de trabajadores concluyó este sábado en la capital de Perú con un enfrentamiento entre los manifestantes y la policía antimotines, que tuvo que apelar a la fuerza para restablecer el orden en la zona céntrica de la capital peruana, en medio de bombas lacrimógenas y la detención de civiles.

El jefe de la policía metropolitana, Luis Praeli, confirmó que los agentes del orden tuvieron que apelar a las medidas de fuerza debido a que un grupo de los manifestantes intentó llegar a las inmediaciones del Congreso Nacional.

Unos 5.000 trabajadores fueron convocados por la Central General de Trabajadores del Perú (CGTP) para protestar contra el costo de vida, las leyes de reforma laboral en el sector estatal y la solución a la huelga indefinida de los médicos peruanos.

Debido a la violenta reacción de los manifestantes, quienes atacaron a los agentes antidisturbios con palos y piedras, y al lanzamiento de gases por parte de los agentes, los comercios y restaurantes de las calles afectadas cerraron sus puertas para evitar desmanes.

Según el dirigente sindical, con esta protesta en las calles los principales gremios de trabajadores, médicos, trabajadores estatales y estudiantes reclaman la solución de sus problemas sociales.

La marcha del principal gremio sindical del país andino se llevó a cabo justo cuando Perú celebra su 192 aniversario de su independencia de España este 28 de julio, fecha en la que el presidente Ollanta Humala inicia su tercer año de gobierno.

El secretario general de la CGTP, Mario Huamán exigió al mandatario un mensaje a la Nación con respuestas a los problemas sociales y a las demandas de algunos sectores laborales, como los médicos y enfermeras que cumplieron 11 días de huelga indefinida en medio del malestar de la población por falta de atención en los hospitales.