Santiago, Xinhua. La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT), Bárbara Figueroa, calificó de este jueves de éxito el Paro Nacional y las marchas que se efectuaron este jueves en el país en demanda de mejores condiciones laborales.

De acuerdo con Figueroa, sólo en Santiago, la capital del país, marcharon 200.000 personas, mientras en el resto del país otros 300.000 trabajadores y estudiantes llevaron a cabo manifestaciones de protesta.

"Hoy decimos basta, a parar el abuso, a parar la desigualdad, nos ponemos de pie para acompañar las demandas en conjunto de los sectores sociales", señaló la dirigente durante el balance final de la jornada.

La CUT llamó a un paro nacional en demanda de un alza del salario mínimo, de cambios al código del trabajo, una reforma al sistema de pensiones, y un aumento de impuestos a las grandes empresas para financiar derechos sociales como la educación y la salud pública.

"Cuando los trabajadores nos movilizamos organizadamente, cuando hay una organización nacional, cuando convocamos, asumimos con completa responsabilidad lo que eso significa. Lo dijimos siempre, ésta iba a ser una manifestación pacífica, y cumplimos", dijo Figueroa.

Desde temprano pudo verse cómo el sector público, la salud y los trabajadores del cobre paralizaron actividades, mientras en algunas calles se levantaban barricadas.

Al mediodía, las organizaciones sindicales se reunieron en las calles de las principales ciudades del país para efectuar una marcha que constituyó la mayor movilización de trabajadores de los últimos años en Chile.

Al respecto, Figueroa indicó que éste es un gran apoyo a las demandas de la CUT.

"Que esta demanda se transforme también en un eje de debate, no sólo en materia de reforma, sino también de abrirse a alternativas de construir un modelo distinto", agregó la dirigente.

En tanto, las autoridades calcularon en 30.000 los participantes en la manifestación.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, aseguró que sólo el 5,8% de los trabajadores públicos participó en el paro.

"Los servicios públicos funcionaron bien en todo el país y no han significado alteraciones en la administración pública", aseguró Chadwick.