Panamá, EFE. Un grupo de médicos panameños inició este jueves un paro indefinido de labores en los hospitales públicos en protesta por un proyecto de ley que se discute en la Asamblea Nacional, que permitiría a las autoridades de la salud contratar a especialistas y técnicos extranjeros, informaron fuentes de la protesta.

El presidente de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), Domingo Moreno, dijo a los periodistas que el documento debe ser retirado del Parlamento, que este miércoles lo aprobó en un segundo de tres debates, para que sea objeto de un mayor análisis.

"Queremos un compromiso (por parte del gobierno) de que a través de esa ley se encuentren los mecanismos para mejorar la salud del país, que favorezca a las comunidades desposeídas", precisó Moreno a una televisión local, sin precisar la cantidad de médicos que están en paro.

El dirigente médico aseguró que se están atendiendo las "urgencias" en los hospitales que se han acogido a la protesta.

Indicó que el proyecto de Ley 611 permite la contratación masiva de profesionales de la salud extranjeros, sin que se apliquen controles de calidad.

Expresó que neurocirujanos y ginecólogos panameños del complejo hospitalario de la Caja del Seguro Social se han trasladado a las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, en el occidente del país, para suplir la carencia de especialistas en esas regiones.

Señaló que en 2011 se acordó, entre el Ministerio de Salud, la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá y la Caja del Seguro Social, la preparación de médicos especialistas que estarán listos para trabajar entre 2014 y 2015.

Actualmente, el Gobierno panameño analiza los expedientes de 22 médicos extranjeros, quienes serán contratados para trabajar en las áreas de difícil acceso de las provincias de Bocas del Toro, Coclé, Darién, Colón, Veraguas, Los Santos y Herrera.

Según las autoridades de salud, una vez sean autentificados los expedientes por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores, le tocará al Consejo Técnico de Salud verificar que los médicos cumplen con los requisitos necesarios.

Los profesionales extranjeros, procedentes de España, Cuba y República Dominicana, serían contratados por un año prorrogable.