Los cristianodemócratas alemanes liderados por la canciller Angela Merkel lograron este domingo su mejor resultado electoral en más de dos décadas, al conseguir más del 42% de los votos en las elecciones generales, según las primeras proyecciones de voto.

Merkel consiguió batir las cifras que le otorgaban los sondeos preelectorales, en los que su partido, la CDU, y su ala bávara, la CSU, se quedaba en la barrera del 40%.

En su primera legislatura (2005-2009), la líder cristianodemócrata tuvo el respaldo del 35,2% de los votantes y gobernó en una gran coalición con los socialdemócratas.

En la segunda (2009-2013), tras recibir el 33,8% de los sufragios, optó por aliarse con los liberales, que, según las primeras proyecciones, quedarían fuera del Parlamento en estos comicios al no alcanzar el mínimo del 5% necesario.

El resultado de este domingo es el mejor para los cristianodemócratas desde 1990, cuando se hicieron con el 43,8% de los votos.