México DF. Familiares de adolescentes asesinados por un grupo armado en una fiesta en el norte de México criticaron al presidente Felipe Calderón, por no haber logrado evitar la masacre con su estrategia de lucha contra el crimen organizado.

Legisladores también anunciaron que pedirán explicaciones al gobierno luego de que hombres armados irrumpieron la madrugada del domingo en una fiesta de cumpleaños en Ciudad Juárez -fronteriza con Estados Unidos- y mataron al menos a 16 personas, la mayoría estudiantes menores de edad, e hirieron a otros.

Este fue el homicidio múltiple más reciente en la que es vista como una de las ciudades más violentas del mundo, principalmente por los hechos de sangre ligados al narcotráfico.

"Hasta que no encontremos un responsable, usted señor presidente es el asesino", se leía en una pancarta, mientras enfadados familiares, algunos usando ropa negra, se reunieron afuera de la casa teñida de sangre donde ocurrió la matanza.

Los familiares encendieron velas y pusieron flores junto a fotografías de los jóvenes asesinados. Además dejaron en la casa mensajes como "los vamos a extrañar, los amamos".

Sospechoso. Por la tarde, las autoridades presentaron ante los medios a un hombre de 30 años, sospechoso de haber participado en el ataque.

Oscar Arroyo, que fue interrogado por la policía ante los reporteros, afirmó que el poderoso cártel de Juárez le pagó para vigilar el área mientras los sicarios atacaban la fiesta.

Arroyo señaló que alcanzó a escuchar a un líder del cártel llamado Diego decir que pensaban que en esta fiesta había hombres de un cártel rival comandado por el capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, quien busca apoderarse de la ciudad.

"Le dijeron que en esa fiesta habían pura gente del Chapo", sostuvo Arroyo a la policía en la rueda de prensa.

Los padres de los jóvenes asesinados aseguraron que los estudiantes no estaban vinculados con el narcotráfico.

Por su parte, Calderón adelantó que su gobierno prevé reforzar en los próximos días su estrategia anticrimen en la ciudad para apoyar los esfuerzos de las autoridades locales.

"El gobierno federal analiza ampliar y fortalecer su estrategia en Ciudad Juárez con objeto de mejorar la efectividad de la acción de la justicia contra delitos de impacto tan fuerte como el que hoy repudiamos", sostuvo el mandatario a reporteros durante una gira por Japón.

Lea además:

México: autoridades de seguridad comparecerán ante el senado por masacre