Santiago. La candidata presidencial chilena Michelle Bachelet reclinó participar en uno de los debates presidenciales que serán televisados, aduciendo problemas de agenda.

La candidata opositora, que encabeza las encuestas, decidió no participar en el debate organizado por la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), pero sí confirmó su presencia en el encuentro de la Asociación Nacional de Televisión (Anatel).

El debate de la ANP se efectuará el 9 de octubre en la ciudad de La Serena, en el norte de Chile, con motivo de celebrarse un encuentro de los diarios regionales pertenecientes a la sociedad. Los restantes ocho candidatos presidenciales, incluyendo la oficialista Evelyn Matthei, asistirán al debate.

Los nueve candidatos presidenciales confirmaron por otro lado que asistirán al debate de Anatel que se efectuará los días 29 y 30 de octubre, y que será transmitido por todas las estaciones de televisión del país.

Los postulantes a la jefatura de Estado han mostrado su disconformidad al formato, pues no permitirá interpelar y contar con poco tiempo en sus intervenciones.

El candidato del Partido Progresista, Marco Enriquez Ominami, decidió aceptar el formato a último minuto, pues en un principio anunció que no asistiría.

"Respecto a la propuesta de Anatel, creo que se ha convocado a los candidatos no a un debate, sino que a un conjunto de entrevistas con periodistas", señaló.

Mientras que el jefe de comunicaciones del comando de Michelle Bachelet, Alvaro Elizalde, dijo que "vamos a participar porque nos interesa que la ciudadanía escuche nuestras propuestas, y es esta una necesaria instancia de debate con todos los candidatos".

Las elecciones presidenciales y parlamentarias chilenas se efectuarán el 17 de noviembre, donde la ex mandataria Michelle Bachelet es la gran favorita, pese a la incertidumbre que genera el nuevo sistema de votación voluntaria.