Brasilia.- El asesinato de la concejal de Río de Janeiro, Marielle Franco, ocurrido en marzo pasado, pudo ser motivado por disputas políticas y negociaciones para designaciones a cargos públicos, dijo este viernes el ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raul Jungmann.

En un encuentro en Sao Paulo, organizado por el Foro Brasileño de Seguridad Pública, Jungmann comentó que "agentes públicos" y también "políticos" pueden estar implicados en la muerte de la concejal Franco, afiliada al izquierdista Partido Socialismo y Libertad.

"Cuando usted tiene implicados a aquellos que detentan el poder, ellos, de hecho, tienen una capacidad de, digamos así, una resiliencia y una capacidad de movilizar defensas o movilizar medios de resistir. Pero, no tengo la menor sombra de duda de que no hay nada que impida la intervención, y el equipo que allí está de denunciarlos a todos", señaló.

En las últimas horas surgieron informaciones de que tres políticos presos en Río de Janeiro también son investigados como sospechosos de participar en la muerte de Marielle Franco y de su chofer Anderson Pedro Gomes, el 14 de marzo de este año.

Este sábado se cumplen 150 días de los asesinatos provocados por tiros disparados contra el coche en el que estaban Franco y Gomes en el barrio de Estácio, en el centro de Río de Janeiro, cuando regresaban de un acto político y cultural.

La policía investiga si los autores intelectuales del asesinato pretendieron enviar un mensaje en el intento de contener el activismo de Marielle Franco.

"No voy a comentar nombres para no entorpecer el curso de las investigaciones. Pero tenemos implicación de agentes públicos y también de políticos", reiteró el ministro.

Se trata de un crimen "extremadamente complejo que tiene reflejos tanto dentro de los órganos públicos, de los agentes públicos, pero también en términos políticos. Esto hace que la elucidación del crimen en su totalidad, no sólo ejecutores, sino también mandantes (autores intelectuales), tenga su alto grado de complejidad", agregó.