El Presidente Evo Morales calificó este miércoles como un “histórico” y de “regocijo” luego de que el agente de su país y el de Chile se reunieron por primera vez en La Haya para definir los plazos del proceso judicial entablado en abril por Bolivia.

“Hoy es un día histórico. Es un día de regocijo porque se ha admitido la demanda. A eso se debe la reunión de dos agentes”, afirmó en conferencia de prensa, en su primera reacción tras la reunión en La Haya.

Allí el agente boliviano, el ex Presidente Eduardo Rodríguez Veltzé, y el chileno, el actual embajador en Estados Unidos, Felipe Bulnes, se reunieron con el presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Peter Tomka, para fijar los plazos para la entrega de la memoria y la contramemoria por parte de Bolivia y Chile respectivamente.
Aunque en el acto protocolar de hoy, ambas partes expresaron su opinión sobre dichos plazos, será la corte la que decidirá y publicará próximamente las fechas definitivas para el juicio.

Bolivia exige a la Corte que obligue a Chile a negociar seriamente una salida soberana al océano Pacífico para su país, mientras las autoridades chilenas alegan que no hay temas fronterizos pendientes con la vecina nación pues está vigente el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

* Vea además en Nacion.cl: Moreno: Bolivia debe probar ahora supuesto deber de Chile de entregar mar