La Paz. El presidente boliviano, Evo Morales destituyó el jueves por la noche al recientemente posesionado ministro de Minería y Metalurgia, Milton Gómez, que enfrenta cuatro procesos judiciales, y puso, en su lugar, al ex diputado José Pimentel.

En tanto, instó a Pimental a continuar la lucha de los mineros, a "levantar la minería" y defender los recursos naturales, cuando, según informes, las reservas probadas y probables de litio se triplicaron en los yacimientos del oeste andino de Bolivia.

Durante el acto de posesión en el Palacio Quemado, a raíz de este cambio tan sorpresivo, Morales expresó; "Lamentamos este cambio tan rápido a un ministro designado los días pasados, aquel ciudadano (Milton Gómez) tiene todo el derecho de asumir defensa legal ante la justicia boliviana".

Gómez formó parte del primer gabinete del segundo mandato de Morales, inaugurado hace una semana y en cuanto asumió el cargo se revelaron cuatro denuncias judiciales, por parte de los fuertes sindicatos mineros, entre ellas por conducta antieconómica e incumplimiento de deberes. Las observaciones a Gómez surgieron por su paso en la cuestionada, por corrupción sin solución de continuidad, Caja Nacional de Salud.

El recién destituido ministro dirigió los poderosos sindicatos mineros y fue máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB) en la década de los 80.

"Estoy seguro que él (por Gómez) no robó nada", afirmó Morales. "Son responsabilidades administrativas, y cuando los procesos están avanzados cualquiera tiene que defenderse y demostrar su inocencia", declaró, según declaraciones reproducidas por ABI.

Finalmente, el jefe de Estado remarcó también que Gómez y Pimentel fueron hombres que lucharon antes-aludiendo sus pasados sindicales- y hombres que ahora prestan servicio al país en los ministerios.