Cochabamba, ABI. El presidente boliviano, Evo Morales, dijo este jueves en un multitudinario acto popular que se realizó en Cochabamba, con la presencia de los presidentes de Ecuador, de Venezuela, de Argentina y el representante de la presidenta de Brasil, que la Unasur debe defender la dignidad y la soberanía, además de la democracia.

Después de los discursos de los mandatarios de Ecuador, Nicolás Maduro y de Ecuador, Rafael Correa, que respaldaron al presidente boliviano y pidieron una explicación a los países europeos que bloquearon su retorno a Bolivia, Morales dijo que es hora de debatir la dignidad y soberanía.

'Hermanas y hermanos, a los movimientos sociales, a los hermanos presidentes, creo que seriamente debemos debatir el tema de la dignidad y soberanía, Unasur no solamente debe defender la democracia, sino defender la soberanía de todo el pueblo latinoamericano', justificó.

A su juicio, no es posible que por culpa de un presidente, de un gobierno, algunos países de Europa estén sometidos a Estados Unidos.

El presidente boliviano afirmó que no son tiempos de los imperios, sino de los pueblos y abogó para que se terminen las oligarquías, las monarquías y las jerarquías.

En esa línea, Morales dijo que mientras los pueblos estén unidos y organizados seguirán derrotando las 'conspiraciones internas y externas que vienen el imperialismo norteamericano'.

'Esa dignidad, esa lucha por la dignidad nos dejaron nuestros antepasados, nuestros líderes por la independencia', machacó y dijo que ese talante se tiene que mantener en unidad de todos los movimientos sociales.

El presidente indígena dijo que no puede entender que algunos países de Europa, otrora defensores de la democracia y de los derechos humanos, que abogan por el respeto de los convenios y tratados internacionales, 'hagan todo lo contrario, porque su gendarme manda y los peones acatan lo que dice.

'Una vergüenza para algunos países de Europa', apostilló.