Fuentes del Ejército de Colombia señalaron que durante las operaciones adelantadas por tropas de la Cuarta División con apoyo de la Fuerza Aérea y la Aviación del Ejército, en el departamento de Guaviare, fue abatido Héctor Rubio Ramirez, jefe de seguridad de alias `Arsenio Kokorico´, cabecilla de la primera cuadrilla de las FARC.

El sujeto conocido como alias `Pingüino´, hombre de confianza del `Mono Jojoy´, está sindicado del reclutamiento de menores de edad y de realizar atentados terroristas contra la población civil, en área general de los municipio de Miraflores y Calamar, en el departamento de Guaviare.

Rubio Ramirez, con 10 años en la organización terrorista, se había desempeñado como ideólogo y experto en explosivos.

Durante los enfrentamientos armados otros seis guerrilleros más fueron abatidos; de igual forma las tropas localizaron un taller para la fabricación de explosivos, una sastrería clandestina dotada de maquinaria industrial, 280 laminas de hierro, una fileteadora, 1.500 metros de tela para elaborar uniformas de uso exclusivo de la Fuerza Pública, seis tornos y material de intendencia.