Bogotá. Siete efectivos de las Fuerzas Armadas de Colombia murieron el sábado en una emboscada de la guerrilla, tras participar en un operativo anticontrabando en el oriente del país, informó la Policía.

El atentado en el que fallecieron los cuatro policías y tres soldados ocurrió en zona rural del municipio de Puerto Rondón, en el departamento de Arauca.

Los efectivos regresaban de confiscar un contrabando de combustible, cuando fueron atacados por rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

"Los uniformados se movilizaban en un vehículo uniformado donde transportaban el combustible incautado, cuando al parecer le fue lanzada una granada, lo que hizo que las canecas de combustible se encendieran y posteriormente fueron masacrados con impactos de fusil", precisó un comunicado de la Policía.

Las FARC son el grupo insurgente activo más antiguo del hemisferio, que busca desde hace más de cuatro décadas llegar al poder por la vía armada para imponer un sistema socialista.

Cientos de efectivos de las Fuerzas Armadas mueren cada año en medio del conflicto interno armado, la mayoría atribuidos a la guerrilla, que se nutre de la extorsión, el secuestro y el narcotráfico.