El presidente José Mujica pronunció 3.468 palabras en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas este martes. La vida, la humanidad y el mundo fueron algunos de los conceptos más repetidos durante el tiempo que le tocó hablar.

Comenzó su intervención haciendo referencia a su procedencia del sur: "Soy del sur, vengo del sur. Esquina del Atlántico y el Plata, mi país es una penillanura suave, templada, pecuaria. Su historia de puertos, cueros, tasajo, lanas y carne, tuvo décadas púrpuras de lanzas y caballos hasta que por fin, al arrancar el siglo 20 se puso a ser vanguardia en lo social, en el Estado y la enseñanza. Diría: la social democracia se inventó en el Uruguay".

Algunas de las referencias más concretas a temas de política internacional fueron mencionados brevemente: habló de "bloqueos inútiles" en relación a Cuba, la vigilancia electrónica "que no hace otra cosa que sembrar desconfianza" en referencia al entredicho diplomático entre Brasil y Estados Unidos por las escuchas, el colonialismo en Malvinas y la necesidad de que Colombia encuentre la paz.

3291

A lo largo del discurso, Mujica tocó diversos temas que fueron del cuidado del medio ambiente, la alta política y la necesidad de reglas globales, Cambio cultural y defensa de la vida entre otros.

"La especie como tal debería tener un gobierno para la humanidad que supere el individualismo y bregue por recrear cabezas políticas que acudan al camino de la ciencia y no solo a los intereses inmediatos que nos gobiernan y ahogan. Hay que entender que los indigentes del mundo son de la humanidad toda”.

"La humanidad necesita gobernarse como especie o de lo contrario sucumbirá".

“La ONU languidece, se burocratiza por falta de poder y autonomía, de reconocimiento de democracia hacia el mundo más débil que es la mayoría aplastante del planeta”.

“Hoy vegetan a la sombra consentida de las disidencias de las grandes naciones, que quieren retener su cuota de poder y bloquean en los hechos a la ONU que fue creada con una esperanza y con un sueño de paz para la humanidad”.

“Este proceso del que no podemos salir es ciego, asegura odio y fanatismo, desconfianza, es fuente de nuevas guerras y derroche de fortunas”.

“La codicia individual triunfó largamente sobre la codicia superior de la especie".

 

* Con información de El Observador de Uruguay.