El gobierno de Nicaragua anunció que en septiembre próximo presentará a empresarios y trabajadores un borrador de propuesta de reforma al sistema de seguridad social, que no incluye aumentar la edad de jubilación, que es de 60 años, ni las semanas de cotizaciones.

"En la segunda semana de septiembre le vamos a presentar a los empresarios y a los trabajadores, en reuniones separadas, nuestra propuesta" de reforma al sistema de seguridad social, dijo a periodistas el asesor para asuntos económicos de la Presidencia, Bayardo Arce, tras un encuentro con la patronal.

Arce, antiguo comandante de la revolución sandinista, aseguró que el Ejecutivo, en su borrador, descartó aumentar de 60 a 65 años la edad de jubilación y duplicar de 750 a 1.500 las semanas de cotizaciones (14,4 a 28,84 años) al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), como lo sugirió el FMI.

Hace dos días en Managua, el subdirector para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Miguel Savastano, aconsejó a Nicaragua reformar su sistema de seguridad social antes que se agrave la sostenibilidad de sus finanzas, y lo instó a buscar un acuerdo nacional porque es un tema "un poco difícil de resolver".

El FMI ha pedido al gobierno de Nicaragua disminuir la informalidad de su mercado laboral, que alcanza el 70%, segmento que obtiene bajos salarios, no tiene acceso a la seguridad social y permanece bajo el umbral de la pobreza, según cifras oficiales.

Por su lado, el titular del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep), José Adán Aguerri, dijo a periodistas que la idea es "buscar una sostenibilidad" en las finanzas de la seguridad social, "que sea trasladable para un buen número de años hacia el futuro".

"No puede ser, como resultado de esta negociación (con el Gobierno y trabajadores), que se ponga un parche en el cual le demos oxigeno al INSS, en donde pasemos del 2020 con el parche al año 2025", anotó.

"Aquí lo que debe haber es un nivel de consciencia, de responsabilidad en que lo que se tiene que pretender con esta negociación es dar esa sostenibilidad para los próximos al menos de 20 a 30 años a partir del 2020", consideró.

El sindicato sandinista Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), afín al Gobierno de Daniel Ortega, expresó hoy también su disposición de "empujar" una reforma al sistema de seguridad social, sin aumentar la edad de jubilación, ni las semanas de cotizaciones.