Buenos Aires, Xinhua. El Premio Nobel de la Paz 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, condenó el incidente aéreo que sufrió el presidente boliviano, Evo Morales y pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una sanción para los países europeos que retuvieron 14 horas al mandatario en el aeropuerto de Viena.

Pérez Esquivel ratificó a Xinhua vía telefónica su "enérgico rechazo" al incidente con el presidente boliviano y señaló que "Francia, España, Portugal e Italia han violado las reglas del derecho internacional e insultado la investidura presidencial de Evo Morales y de todos los latinoamericanos".

Celebró que "los Presidentes de la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) hayan tenido una rápida respuesta" y que "convocaran a una reunión extraordinaria" del bloque para abordar "este grave suceso en profundidad".

Resaltó además "la firmeza de las autoridades bolivianas" que "impidieron que el avión presidencial de Bolivia fuera revisado como lo indicó la prensa internacional".

Expresó su coincidencia con Morales "en que lo ocurrido fue un pretexto para amedrentar, para tratar de intimidarnos y silenciarnos en la lucha contra las políticas económicas de saqueo, de dominación y de intervención" que "desde hace más de cinco siglos se aplican en la región en perjuicio de nuestros pueblos".

Pérez Esquivel sostuvo que "este grave suceso, esta actitud de los países europeos, a pedido de los Estados Unidos, no puede quedar impune y debe ser sancionada por la ONU".