Asunción. El Gobierno paraguayo dijo el sábado que Colombia autorizó la utilización de correspondencia incautada al grupo rebelde FARC para probar el vínculo entre miembros de esa guerrilla con tres de sus ciudadanos acusados de secuestro y refugiados en Brasil.

Paraguay pidió el viernes a Brasil que revoque el refugio de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colman, pero funcionarios locales advirtieron que la solicitud podía tener una respuesta negativa por falta de evidencia.

El Gobierno paraguayo había presentado el último pedido de extradición de los tres procesados en el 2006, que fue rechazado por Brasil debido a que los requeridos contaban con el estatus de refugiados.

La Fiscalía tenía como nuevos elementos correos electrónicos que jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) intercambiaron con miembros del partido Patria Libre dirigido por Arrom, pero no podía presentarlos como pruebas sin la autorización de Colombia.

Los refugiados están procesados por el secuestro de la esposa de un acaudalado empresario en el 2001, pero a la vez fueron secuestrados y torturados por fuerzas de seguridad, tras lo cual fueron beneficiados con el refugio en el vecino Brasil.

La cancillería dijo en un comunicado el sábado que la autorización de Colombia se obtuvo tras un diálogo entre el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Lacognata, y su colega colombiano Jaime Bermúdez.

"Esta prueba abre una nueva perspectiva en la solicitud de revocatoria planteada al Brasil, en razón que las mismas podrán ser utilizadas de manera oficial en la solicitud de revocatoria planteada por parte del Gobierno paraguayo en el día de ayer", dijo el comunicado.

La cancillería no aclaró si volverá a pedir la revocatoria o ampliará lo presentado en la víspera.

El Gobierno enfrenta una gran presión para castigar a los procesados por secuestro tras la reciente liberación de Fidel Zavala, un ganadero que estuvo cautivo tres meses en manos del llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un pequeño grupo armado que habría sido entrenado por la guerrilla colombiana.

Según autoridades paraguayas, el EPP estaría conformado por personas vinculadas a Arrom y Martí y sería responsable de otros secuestros y ataques en el norte del país, donde policías y militares realizan un operativo para capturar a la banda.