Santiago. Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, además de la ex mandataria chilena Michelle Bachelet, se encuentran entre los líderes de la región que generan mayor simpatía entre la población iberoamericana.

Por el contrario, los hermanos Fidel y Raúl Castro, de Cuba, y el gobernante de Venezuela, Hugo Chávez, son los que generan los menores niveles de simpatía.

Así lo reveló el "Barómetro Iberoamericano de la Gobernabilidad 2010", del Consorcio Iberoamericano de Investigaciones de Mercado y Asesoramiento, en base a encuestas realizadas a 11.707 personas de 19 países del continente, además de España y Portugal.

Según el estudio, el mandatario estadounidense es el gobernante que mayor simpatía genera en los países de Iberoamérica, con 63,3% de adhesión, siendo seguido a poca distancia por su par brasileño, que tiene un apoyo de 62,4%.

Más atrás se ubican el rey español Juan Carlos, con 54,2%, y Michelle Bachelet, que terminó su mandato en Chile en marzo pasado, con 52,4%.

En tanto, los peores  evaluados se encuentran los líderes cubanos Fidel Castro (25,9%) y Raúl Castro (23,5%), además del mandatario venezolano, Hugo Chávez (25,6%).

En un nivel medio, se encuentran un conjunto de quince jefes de gobierno con evaluaciones que fluctúan entre 49% y 30%.

Entre ellos, el español José Luis Rodríguez Zapatero (49,7%), y los presidentes de Chile, Sebastián Piñera (47,7%), de México, Felipe Calderón (45,7%), de Argentina, Cristina Fernández (44,7%), de Colombia, Álvaro Uribe (44,7%), de Uruguay, José Mujica (43,1%), de República Dominicana, Leonel Fernández (42%), y de El Salvador, Mauricio Funes (40,7%).

Más atrás aparecen los líderes de Guatemala, Álvaro Colom (39,6%), de Ecuador, Rafael Correa (39,1%), de Honduras, Porfirio Lobo (39%), de Perú, Alan García (38,3%), de Paraguay, Fernando Lugo (36,6%), de Bolivia, Evo Morales (33,8%), y de Nicaragua, Daniel Ortega (31,5%).