Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó el sábado a las mayores aseguradoras de salud por no darle una "respuesta concreta" sobre por qué estaban subiendo sus primas de manera "arbitraria y masiva".

Obama reanudó sus ataques a las aseguradoras mientras intenta reunir apoyo entre los estadounidenses y legisladores dentro de su propio Partido Demócrata, a fin de aprobar la ley de reforma de salud sobre una industria de US$2,5 millones.

El presidente y su secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, se reunieron esta semana en la Casa Blanca con cuatro presidentes ejecutivos de las mayores aseguradoras sanitarias de Estados Unidos, Aetna Inc, Cigna Corp, UnitedHealth Group Inc y WellPoint Inc.

"No pudieron darme una respuesta concreta sobre por qué están subiendo las primas de forma arbitraria y masiva, en más de un 60% en estados como Illinois", dijo el presidente en su discurso semanal por radio y televisión.

"Si ellos no actúan, continuaremos haciendo esto", señaló.

Las aseguradoras sostienen que deben aumentar sus primas para cubrir los crecientes costos de salud, dado que más personas están abandonando sus coberturas por la crisis económica. Los costos más altos entonces son dirigidos a los pocos clientes que pagan por la atención, dicen.Las aseguradoras han sido el blanco favorito de Obama mientras intenta convencer a los estadounidenses, que tienen sentimientos encontrados sobre su plan reforma de salud, de que estarán mejor si el Congreso logra aprobar el proyecto de ley.

"La propuesta que hemos impulsado terminaría con las peores prácticas de la industria de seguros, daría mejores precios a millones de estadounidenses y otorgaría a individuos y pequeñas empresas la clase de cobertura privada que tienen los propios miembros del Congreso", dijo Obama.