Este sábado, una vez más, la oposición y el oficialismo tomarán en simultáneo las calles de Caracas con consignas y peticiones diferentes, pero con igual propósito: probar su liderazgo político.

El presidente Nicolás Maduro instó este viernes a sus simpatizantes, a través de su cuenta en Twitter, a movilizarse contra la corrupción.

"Ahora vamos a derrotar en la calle con la fuerza y moral de toda la patria a la cúpula fascista que compró y sometió a la oposición", escribió Maduro en la red social.

Mientras, Henrique Capriles Radonski hizo lo propio al instar a quienes están en desacuerdo con el Gobierno a elevar la voz por un cambio. "Hagamos sentir la voz frente al incapaz e ilegítimo que está en Miraflores, responsable del desastre económico", dijo.

Las diputadas a la Asamblea Nacional Dinorah Figuera (PJ), Liliana Hernández (UNT) y Nora Bracho (UNT), extendieron la invitación a las fuerzas opositoras. En rueda de prensa, Figuera precisó que durante la concentración opositora exhortarán al CNE y al TSJ "a que den respuesta a todo el sistema de impugnaciones planteado por la alternativa democrática" tras los resultados de las elecciones del 14-A.

"Hoy más que nunca Venezuela debe salir a la calle sin temor, a protestar pacíficamente, a fijar posición, a decir que no estamos contentos con el tratamiento que nos ha dado el oficialismo, a enfrentar la persecución que se le ha dado a los dirigentes de la alternativa".

Para Figuera la marcha "contra la corrupción" convocada por el Psuv es contradictoria, pues insiste en que casos como Pdval, Bandes y Ferrominera no han sido investigados.