Abancay, Andina. El presidente Ollanta Humala Tasso sostuvo que el incremento de la clase media en el país representa un reto para el Estado, no sólo a efectos de brindar mejores servicios e infraestructura, sino de hacer que más gente pobre se incorpore a esa condición.

Comentó, en ese sentido, el estudio realizado por la consultora Arellano Marketing respecto a que la "nueva clase media peruana" está conformada por nueve millones de ciudadanos.

Al respecto, consideró necesario "crear los caminos y mecanismos para que más gente que está en la pobreza y pobreza extrema pueda dar el salto a ser clase media".

Se trata, dijo, de un desafío para el Estado, por lo que es necesario avanzar en la reforma del Estado a fin de brindar calidad en temas como educación, salud e industria, y también en infraestructura.

Equilibrio responsable. En otro momento, el Presidente explicó que era necesario tener "un equilibrio prudente y responsable" ante los pedidos de aumentos salariales solicitados por el gremio médico, debido a que si no se procede de esta manera, "al final se tendrá que pagar una factura alta".

"Como gobierno representamos a los 30 millones de peruanos, y en cada acto tenemos que ver el interés y la seguridad de los 30 millones, (...) tenemos que verlo desde una óptica integral y no desde ópticas pequeñas", refirió.

El Mandatario recordó que la reforma de salud representa un inversión por encima de los 600 millones de nuevos soles, que consta además de la reestructuración y mejoras en la competitividad en el Ministerio de Salud.

También, agregó, se verá la universalización del seguro y un ordenamiento de la red primaria de atención, la cual, dijo, "debe establecerse como una cultura y no simplemente usar los hospitales de atención compleja como red primaria".

"Trabajamos una política salarial y una escala remunerativa para nuestros médicos, enfermeras y personal del sector Salud", puntualizó.

Durante la inauguración en la región Apurímac del Tramo IV de la carretera Ayacucho-Abancay y el Tramo VI de la vía Andahuaylas-Abancay, indicó que ambas obras son fundamentales para esta zona del país.

"Una carretera de esta naturaleza fortalecerá los productos agrícolas que tienen que sacar al mercado y la ganadería, y para el turismo también, para que los visitantes pasen por acá (...). Hay mucho futuro para Apurímac", señaló.